Ciencialex

Ciencia Tecnología y Derecho

Category: Opinión

Opinión y análisis

Copyleft, Libre Como en Libertad

En sus inicios, el desarrollo de software era una empresa colectiva, en la época de las mainframes y la cinta magnética el código era constantemente creado a la medida por programadores que compartían libremente sus aportaciones. El desarrollo de la tecnología con el tiempo dio lugar al modelo de software estandarizado en paquetes, distribuido bajo el sistema de derechos de autor (software propietario) esta era una ventaja que facilitaba la distribución y en alguna medida el uso de software por un público “laico” tecnológicamente hablando, sin embargo, impedía a los usuarios el acceso al código fuente y la adaptación y flexibilidad a la que usuarios más sofisticados estaban acostumbrados.

Los errores en el software no podían ser corregidos por su usuario, esto debido a impedimentos técnicos y legales; la modificación de software propietario implica una violación a los derechos de autor del productor del mismo. El usuario cambia conveniencia por flexibilidad ya que queda al arbitrio del productor, publicar parches y actualizaciones para corregir errores en su producto, en el peor de los casos el usuario se ve obligado a adquirir estas actualizaciones por un costo extra.

El desarrollo del código privado, no impidió que siguiera desarrollando código libre, sin embargo dicho código producido sobre todo por universidades era únicamente desarrollado en aplicaciones de uso popular por grandes entidades comerciales, en otras palabras, era apropiado sin ninguna compensación al común; esto desmotivaba a programadores individuales que pudieran también desarrollarlo, ya que el fruto de su esfuerzo podría ser apropiado por algún ente comercial.

Poner balance a la situación anterior era el propósito de Richard Stallman, programador, teórico y activista cuando formuló el concepto Copyleft (Obligaciones del Autor) en contraposición a Copyright (Derechos de Autor). En la mecánica de Copyleft el autor libera una serie de derechos, tales como, copiar, modificar y distribuir a través de una licencia. Cualquier persona es libre de obtener sin costo estos derechos a través de la licencia, la única condición impuesta es la obligación del usuario de utilizar la misma licencia al momento de redistribuir el software, en caso llegue a hacerlo. Debido a que para modificar el software es indispensable contar con el código fuente la licencia obliga también a que junto con el programa ejecutable, se distribuya también su código fuente.

El concepto Copyleft facilita que comunidades de programadores puedan trabajar juntos en determinado proyecto, y a su vez elimina el riesgo de que determinado colaborador o entidad comercial cambie el modo de distribución apropiándose de las contribuciones de los demás.

El concepto Coplyleft está detrás de las licencias GPL en la que se basan las distintas distribuciones de Linux y Apache utilizada para las distribuciones del Software de Servidores Apache. Haciendo el código abierto el motor de internet y del ciberespacio.

By Tux.svg: Larry Ewing, Simon Budig, Anja Gerwinski Heckert_GNU_white.svg: Aurelio A. Heckert <aurium@gmail.com> [FAL], via Wikimedia Commons” class=”alignnone” /><br />
 </p>
					
		
</div> <!-- /post-content -->
            
<div class=

Encuentro con un Maestro de Maestros en Derecho de la Innovación, Professor Marshall Leaffer

Las últimas semanas, he estado reforzando mis estudios en cuanto a los Derechos de Autor en un contexto estadounidense utilizando el texto del profesor Leaffer, sin embargo no había reparado en que era obra suya hasta la revisión de material bibliográfico que realizé como preparación para una conferencia que dictó en NCCU el pasado 11 de marzo. El libro me gusta bastante, su método de exposición es claro y al grano (como solo los grandes maestros logran escribir) es además sincero. El profesor Leaffer admite con toda honestidad que los Estados Unidos en su desarrollo temprano era un gran infractor de derechos de propiedad intelectual (de autores e inventores europeos). También explica de forma bastante clara que las leyes de propiedad intelectual de su país se basan en una concepción utilitaria persiguiendo objetivos económicos.

En 1991, el profesor Leaffer publicó un artículo en el cual abogaba por la armonización de los estándares de protección de propiedad intelectual alrededor del mundo. En lo personal soy bastante escéptico de la posibilidad o justicia de una armonización de ese tipo, principalmente debido a la propia naturaleza de los intereses en juego. Hay que matizar sin embargo que el profesor Leaffer escribió su artículo en plenas negociaciones de los ADPICS cuando existía la esperanza en el mundo desarrollado y especialmente en E.U. de que estos acuerdos serían la cristalización de su agenda proteccionista.

Escuchando anécdotas de gente que estuvo presente durante las negociaciones de los ADPICS, como el Dr. Carlos Correa, la imagen que se percibe de los mismos es la de un acuerdo en el cual visiones encontradas se reconciliaron a través de un lenguaje ambiguo. Por ejemplo, el profesor Correa compartió en una conferencia aquí en Taiwán y en uno de sus libros (Macrory et al., 2005), que luego de llegar a un acuerdo acerca del texto del artículo 27, los representantes de países desarrollados estaban muy felices luego de haber sido capaces de convencer a sus contrapartes provenientes de países en desarrollo de eliminar cualquier posibilidad de licenciamiento obligatorio por no trabajar de forma local una patente, los representantes de los países en vías de desarrollo estaban satisfechos por otra parte de haber sido capaces de lograr todo lo contrario; es decir mantener los requerimientos de práctica local.

Pienso que los intentos de armonización solo serán exitosos si se permiten diferentes estándares dependiendo del país, y los países desarrollados aceptan con honestidad que ellos únicamente han cambiado sus políticas cuando ha convenido a sus intereses y no pueden esperar que los países en vías de desarrollo actúen de forma distinta. Aunque sé que en este como en muchos otros temas, la opinión del profesor Leaffer podría diferir en mucho de la mía, me hubiese gustado escucharla, desafortunadamente el tiempo no lo permitió.

Macrory, P. F. J., Appleton, A. F., & Plummer, M. G. (2005). The World Trade Organization: Legal, Economic and Political Analysis. Springer Science+Business Media, Incorporated. Retrieved from http://books.google.com.tw/books?id=96x7IwWDJUQC